Siente el poder curativo de las manos, elije el masaje que más se adapte a tus necesidades, libérate del estrés y regálate una caricia.

– RELAJANTE CON PIEDRAS CALIENTES: Este masaje con movimientos suaves, proporciona un estado de profunda relajación. Las piedras impregnadas en aceites esenciales, recorren el cuerpo para liberar tensiones. Una excelente invitación al sueño que le llevará a un estado de auténtica plenitud.

– REDUCTIVO: Tienen como finalidad el adelgazamiento total o parcial de cualquier parte del cuerpo que presente exceso de adiposidad. Se realiza el masaje manual en la zona a tratar, éstas maniobras ayudan a modelar, drenar y disolver la adiposidad.

– DESCONTRACTURANTE: A través de un masaje manual con diferentes técnicas conseguiremos aliviar contracturas, normalizando y relajando a su vez la musculatura.